Por un mundo con más insensatos/as

Espero pueda inspiraros y ser útil…

Una pequeña oruga caminaba un día en dirección a la montaña. Muy cerca del lugar donde había iniciado su travesía encontró en el camino a su amigo el saltamontes.

-¿Hacia dónde te diriges? le preguntó. Sin dejar de caminar, la oruga contestó:

-Tuve un sueño anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo.

Sorprendido, el saltamontes dijo mientras su amiga se alejaba;

-¡Tú estás loca!, ¿cómo podrás llegar hasta aquel lugar?, ¡Tú eres una simple oruga! Para ti, una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una muralla infranqueable.

Pero la oruga ya había alejado lentamente y continuaba su marcha sin parar. De pronto se oyó la voz de un escarabajo:

-¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?

Sudando ya la oruga, le dijo jadeante;

-Tuve un sueño y deseo realizarlo, subir a esa montaña y desde ahí contemplar todo nuestro mundo.

El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo:

-‘Ni yo, con patas tan grandes, intentaría realizar algo tan ambicioso’.

Y se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado centímetro a centímetro.Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor le aconsejaron desistir de su objetivo;

-¡No lo lograrás jamás! Le dijeron uno tras otro..

Pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir. Ya agotada, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar.

-“Estaré mejor mañana”, fue lo último que dijo y murió.

Todos los animales del valle fueron a mirar sus restos, ahí estaba el animal más loco del pueblo, habían construido como su tumba un monumento a la insensatez, digno de alguien que murió por querer realizar un sueño irrealizable.

Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos, aquella dura envoltura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta, poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arco iris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una hermosa mariposa!

No hubo nada que decir, todos sabían lo que pasaría, se iría volando hasta la gran montaña y realizaría su sueño, el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir.

Y ella por fin, pudo ver todo el esplendor del valle, su destino se hizo realidad!!!

Dedicado a mi hija Iria, nunca dejes de soñar, ni de luchar por aquello que has soñado!

 

2022-01-09T18:02:58+01:00