El infravalorado poder de tener criterio propio

Llegó el Domingo y con él, llega una nueva entrega de historías/cuentos que tanto sabéis que me gusta y que espero pueda serviros de inspiración.

Para esta semana, os traigo una historia verídica que demuestra a la perfección la importancia de no dejarse llevar por las opiniones externas, lo importante que es tener criterio propio y no dejarse influenciar por los demás, si realmente quieres construir tu propio sueño…

El escultor Policleto de Sición, que vivió en el siglo V antes de Cristo, un buen día comenzó a esculpir simultáneamente dos esculturas iguales. Mientras que una de las esculturas la trabaja de forma pública, la otra la creaba a escondidas en un taller que tenía a las afueras de Atenas.

Mientras esculpía la primera obra, Policleto escuchaba todas las opiniones, ideas, consejos y sugerencias que le hacían todas las personas de su entorno.

En cambio, cuando trabajaba en la otra escultura, solo se dejaba guiar por su inspiración y su instinto.

Al cabo de unos meses, cuando acabo las dos obras, hizo una gran presentación y las expuso juntas, una al lado de la otra. Para la primera ( la que estaba hecha de opiniones, sugerencias, consejos e ideas de su entorno), solo recibió criticas y censuras, mientras que la otra ( la que Policleto había elaborado respetando su inspiración e instinto) recibió elogios unánimes de todas las personas que acudieron a la gran presentación.

Atenienses- dijo el Escultor-, debéis saber que la estatua que todos estáis censurando es vuestra obra, basada en vuestras sugerencias, ideas, consejos y opiniones, mientras que la que tanto admiráis es obra exclusiva mía, es MI PROPIO SUEÑO

¿Dejarás que la opinión de los demás te impida hacer de ti una obra de arte única?

PD: Escúlpete a tu manera!!!!

2022-01-30T18:43:57+01:00